Entre caminos de flores transparentes –el color se los dibujo al verte–,
Van anidandose mis pies entre el calor y la frialdad de las calles,
Voy vagando con el rumbo puesto sobre mis puños,
Pensando en ti,
En mi o en cualquier ente menos etéreo que la soledad,
Tomándole el pulso a la luna,
Acariciando los ojos al sol,
Así ando entre la errantes de mis delirios y el sedentarismo de mi cuerpo escondido en la bruma de tantas cosas que me gritan las paredes,
Ajeno y estúpido adicto al sueño de detener el tiempo,
Solo hacerme a la mar de infinitos resabios,
Contigo,
Aunque ausente y ajena,
Se que formo parte de unas tantas hojas que es para mi tu suave piel.

Oh!
Que es de mi en realidad?
En donde estoy en realidad?

Quizás esta es la maqueta de mi inútil muerte,
O de la fugaz existencia que bajo el concepto surreal de la vida me hace esclavo de un tal vez o de un jamás,
Que se yo?
Abrázame diosa mía,
Dame un sorbo de tu aliento para secuestrarme la esperanza de no sentir la condena de ser nada en esta era.

Christian Jaimes
“Chrija"