Voy a huir hasta el umbral de tu cuerpo para morir siendo aliento y oxigeno asesino de tu soledad
Y en la ausencia absoluta de tu luz
Con mis dedos voy a regar rafagas de rosas carmesis como balas de platas para ver como muere
La hipocrita audiencia de una oda de amor
Porque mi ilusion es un canto de magia eternamente infiel al delirio de tus peticiones
Y el destino miserable de mil falsos credos no es sino que el cantor de una mentira
Porque aqui no hay tiempo perdido
Sino semillas dispersas en esencias vivida.