Vendeme tu alma para regalarte un halo de esperanza
Intercambiemos metrallas de risas para derrocar a los fantasmas del pasado que atentan contra el sueño fantástico de la eterna libertad
Ven y camina junto a mi
Uno dos y tres veces hasta ser el triple de un millar de soldados tumbadores de fronteras
Bombarderos de paz jurando no morir de rodillas y tal vez descansemos en la tumba de nuestros héroes ese dia en que vuestro ideal sea un hecho real.