Quiero arrojar mi desespero al infierno infinito de tu recuerdo marchito en mi cuerpo
No ser victima de este vicio y tonto juego al que juntos disfrazamos como amor
Y sentarme a un lado del desertico enjambre de mil miedos para jugar en un océano de mieles y besos sinceros
Hoy es un presente inalcanzable para mis delirios que desnudan mi cuerpo frente al trepidante espejo de la soledad y hacerme amante de mis deseos de libertad
Donde la brisa y el cielo me seducen a escapar sempiternamente a un oscuro cajon de esta sucia habitacion y no dejar de llorar tal vez en silencio pero que mis lagrimas abracen mi dolor y suicide a mis fantasias en la ingenua prision eterna de la inmortalidad.