Ya tenemos algo entre las manos para perdernos en las entrañas de esta selva llamada calle
un mundo que en forma de cuartillas nos seducen a rasgarnos la ansiedad
esa ansiedad que provoca salir corriendo y vivir de sueños
hasta matar esta soez realidad tan lineal 
complicadamente simple
ser dueños del sonido de nuestros sentidos mientras castramos tanta ficticia razón...