Si volvieran

Si volviera el tiempo en nuestra inocencia era la diosa del camino
Si volvieran los tiempos en las lápidas de nuestros placeres eran quimeras de la constante búsqueda de la libertad
Si volvieran esas balas que se hundieron el pecho de los eternos guerreros
Si volvieran los principios sin finales
Si volvieran ese montón de sueños que se hicieron una sufrida realidad
Si volvieran esas noches que se enamoraban del misterio envolviendonos con su capa para taparnos del frío
Si volvieran esas compañías que herían de muerte a la soledad
Si volvieran esos cálidos susurros que acuñaban las monedas que por ingenuidad costeaban el escape y tragarnos el mundo bajo sabanas blancas
Oh...
Si volviera todo eso apostaría por no morir cada día al cerrar los ojos...
Enviado desde mi BlackBerry de Movistar