Voy como naufragando en tus lunas,
como hundiendome quizás en la vorágine,
queriendo que reviente tu pecho,
que se destranque tu voz,
y me digas,
me susurres de pero dejando el celo de sentirte frágil,
eso que quemas en el mutismo surreal y que temes poseer...


Enviado desde mi BlackBerry de Movistar