Sacame de este hastío invadiendo mi austera compañía en estas cuatro pálidas y coloridas paredes,
surca mi irreconciliables gritos que nadie es capaz de escuchar,
no quiero ir sino venir,
no quiero que vayas sino que vengas,
que me satisfagas plenamente en un finito capricho azaroso de la turbulenta distancia,
amame como un imposible encima de tantas nubes,
solo por una noche permitirme el secuestro inconstante de labios ajenos,
para morirme en el fin radicaloso de las normas y prejuicios estériles de un no se...


Christian Jaimes
"Chrija"