No temo a tu partida,
libre naces,
libre creces,
libre mueres.

Siendo de ti cada paso y pensamiento una ofrenda para honrar tu ansia de lucha,
tu sed de paz,
tu hambre infinita de adioses y despedidas,
en tanto que tu espíritu flote sin ataduras en puerto alguno,
manten siempre la esperanza de un horizonte sereno,
que al otro lado de este espejo mi mano acallará y descubrirá el paso afable de un te quiero...

Christian Jaimes
"Chrija"