Ya mañana cae otra hoja de calendario
Con el amanecer del día siguiente estaremos un día mas cerca de nuestro ser
El camino hacia la fusión de estas almas amantes se acortara
Y un caballo de hierro con aliento de frio invadirá este cuerpo maltrecho por tantos pasos equívocos.

Retando la lejanía mística de esta vasta geografía
El destino se transforma en cómplice para que escribamos otra página de inocente pasión
Guiando esta marcha hacia otro capítulo de esta historia
Haciéndonos esclavos de la satisfacción absoluta de esta realidad
Jurándonos en cada caricia una plegaria
Que nos guie a la endeble consumación de nuestros sueños de libertad...