A veces y muchas veces me siento extraviado en el ancho pasaje de este horizonte
Hasta que te escucho
Siento tu paz sumergirse en mis ojos
Abrazando la guerrillera excusa de huirme lejos de este cielo
Hasta que nos vamos lejos de la marcha del tiempo
Y nos hacemos rio de nubes jugando con las estrellas
Esperando solo una gota del alba
Que nos despierte y nutra con luz el filo de vuestra espada
Para romper el velo de la desesperanza...