Te envío desde el otro lado de este artilugio,
Un conjuro que cruce las fronteras de las estrellas,
Un verso que acaricie el mutismo que zurca en tus miradas mientras vuelas ausente de esta cotidianidad,
Te envío un pequeño aliento de este cuerpo tan mio y tan del polvo que levita al caer la lluvia,
Algo que rete la lejanía artificial y hacerte compañera de unas cuantas aventuras que se desnudan entre cada letra,
Venid algún día de esta era o de cualquier otra para estamparle a tus labios un tal vez,
Grabarle a las flores que habitan en tu piel el aroma a eternidad que cosechamos entre cada paso que demos en el mar de los días por venir...

Christian Jaimes
“Chrija“