Busca un lugar donde dejemos de ser nosotros,
un refugio donde cambiemos nuestra realidad y seamos otros,
bebamos de la inocente marcha del tiempo,
nos dejemos arropar por la brisa juguetona que la luna nos envía,
y que un mar de estrellas empapen con su luz nuestra eterna búsqueda de ese lugar lejano,
o tal vez no,
algo solitario donde puedan encontrarse solo nuestros cuerpos libres de agonías y sedientos de amor.

Christian Jaimes
"Chrija"