Un dia soñé estando junto a ti
Que el adios se fue para no volver
Subiamos a las mieles del cielos y bebiamos en los labios de la luna un sorbo de su ilusion y fantasia.

Hoy el tiempo marcha de prisa a tu lado
En tu ausencia calma su furia e imita la marcha paciente de la tortuga 
Entre ritos silentes y cantos de lluvia
El pensarte es mi mejor motivo para no cesar en mi afan de besarte y no soltarte
Solo para caer al abismo ilidico de tu cuerpo y morar sempiterno en la gloria de tu aroma dulce gentil guerrera...