Quiero sumergirme en el caldo bandido de tu mirada 
Fundir mis fantasias en la dulzura del tapiz de tus cabellos 
Jugar con tus dedos a que pintamos los cielos y le tatuamos una sonrisa a cada nube. 

Quiero que tu silencio sea el brillante norte de mi brujula para no perderte el rastro entre la multitud 
Cantarte mil odas de pasion e ilusion donde te descubro fragil e inocente. 

Quiero hacer de tu errante realidad mi credo una biblia para admirar tu inefable belleza 
Deseando morir de vida a cada minuto que estoy a tu lado en esos fugaces instantes en que soy de ti sin decirte que lo eres de mi.  

Quiero un alfa sin omega para reiniciar los recuerdos con solo cerrar mis ojos 
Beber del olvido si el tiempo detiene mi rumbo 
Solo ser prisionero cautivo de tu arrojo al vacio. 

Quiero quiero quiero...