Fui andandome en gritos bajo las luces de todo a mi alrededor,
Arco iris de miradas presentian ser la guía austera de mis pasos,
Y llegaron el aire y el fuego,
Entre las ruinas surge una flor,
El sueño de un deprimente adiós que levita entre cenizas,
Canta para mi,
Danza mientras te escribo,
Dame el camino de vuelta para volver a vivir.