Vamos a fundir nuestra distancia en palabras que vayan y vengan,
Que logren que nuestro aliento vestido en besos se esconda en las faldas de una luna clara,
Hagamos que esta noche disfrazada de utopia sea como la del inicio de este cuento,
Para que no acabe en prisiones sino un aquelarre de vuelos,
De idas y venidas,
De plegarias y conjuros,
De tatuajes inmortales,
De tu mano junto a la mia,
De tu espalda diluyendo mis caricias anhelando simplemente que tu pecho sea para mi,
Una de las mas eternas sinfonias.