Mientras vuelvo

No resisto el embate de este ruin y torpe ferroso
necesito un imposible y volar a tus labios dulce asesina de mi errantes
robarle al tiempo sus pies para asaltar la distancia y hacerte mi dueña y esclava
yo titere de tus pasiones
y que el roce de tu aroma a flor de loto
acompañe mis sueños en esta extraña y nueva noche de soledad
lejos de tus caricias
de tus besos de fuego
de tu incendiaria mirada que quema y consume mis deseos como lava ardiente que brota de tu voz para traerme a la vida
lejos de este universo
y hacer que mis dedos graben un recuerdo perfecto
de esta marcha que emprendo junto a ti.