No hay rastros en mi partida,
Despliegue de lunas como tantas estrellas fugaces,
Vaciar por entero mis manos,
Mis pensamientos y llegas tu,
Dedicándole oníricos delirios a quien una vez a ahogado utopías,
Ya no encuentro el camino de regreso y el de ida,
Me susurra desorientación,
Me castiga con el sonido de tu voz llegando en momentos inoportunos,
O se te olvido decirnos que no tenemos adioses...

#Chrija