Me siguen los heridos y los malditos,
Solo el canto de los olvidados sacian mis venas con su paz,
La noche es el refugio redentor de mis soledades,
Pero siempre andaré como llegue a esta era,
Como un errante en búsqueda de la luz entre las tinieblas...

#Chrija