Entonces ve...

Entonces ve...

Revuelcate nuevamente en aquellas camas que maldecias durmiendo conmigo,
Acusame de ser el creador de los más infinitos odios que jamás habrías podido concebir,
Anda a darte latigazos en el pecho ante la esfinge de tus dioses y mientras cantas simulas la mas fiel de las devociones.

Entonces ve al vientre que te trajo a la vida,
Comienza nuevamente a caminar,
Lee de nuevo aquellas incompresibles razones por las que desde niña optaste a las camas antes que las muñecas,
Las letras curtidas de polvo y moho antes que la fantasía inocente de reírte con tus coterraneos.

Entonces ve,
Y puede que un día sepas lo que en realidad es una gran mentira,
Que todas las cosas que haz visto en esta era de mi,
No son verdad,
Que lo simple es mas complejo de comprender que el respiro de tu cuerpo jadeante en esas sucias camas donde,
A costa de sudor y mentiras concebiste lo que significa la eternidad llamada “amor“.

Entonces ve,
Hasta que en cada orgasmo,
Llegues al maldito infierno. 

Christian Jaimes
“Chrija”