Bien podría usted postrarse altiva y lujuriosa ante mi,
o simplemente jugar con el roce de su piel cerca de la mía,
presumir inteligencia con artimañas ingenuas sobre "no se que",
destacarse en el fino arte de la coqueteria,
y quien sabe?,
si hacer que mis pensamientos se diluyan en la azarosa estancia de un tal vez,
y le advierto que bien puedo jugar a enamorarme de usted y morirme fugazmente,
pero,
salvese del reto que usted plantea pues una vez me haya atrevido,
su adicción sera eterna...


Christian Jaimes
"Chrija"