Las ventanas ausentes de estos muros que me arropan son disfraces incautos,
leves huecos que vacíos y llorosos pregonan el revolcatorio adictivo para extrañarte,
inexistentes de tus miradas procuran darme mas luz de la que entran por las rendijas incultas debajo de la puerta que sostiene a mi cuerpo,
por allí te iras vestida de luna torpedeando con tu risa a otros que como yo,
se olvidaron como es ese oficio de olvidarte,
brindarás con tu excelso aliento de noche y mirada amante ingenuamente inocente,
para hundirme en el desespero de esta tonta lejanía que coseche a razón de tus tantos silencios,
oprobiosa pintora dejad que estas andanzas solitarias te traigan a mi verá, para que tus dedos me pinten sendas ventanas en los muros de este recinto que me retiene,
así tan hechizantes como tus cabellos,
así como la suave arquitectura de tu piel,
así como esos cabellos tuyos que son mas cálidos que las noches de esas tantas noches superviven sin ti,
acechame con tus recuerdos gritandome eternidad,
y cuando el sol entre por esas ventanas sentiré que tu brillo es la mejor de mis espadas para hacernos realidad.


Christian Jaimes
"Chrija"