Cambiemos un tanto de pocas cosas para iniciar a conjurar una fantasía dulce e increíble,
deja que tu regazo me tome en su lecho mientras mis ojos escriben en tus labios palabras que incendien a tu soledad y la exilien lejos de nuestra estancia,
venid doncella de mirada laberíntica,
secuéstrame de estas tantas horas que se pierdan en la mínima vastosidad de estas calles y siéntate conmigo para jugar a que "te amo" sin saber el motivo exacto de esta entrega,
solo por ratos ven a mi que yo me iré de tu sonrisa como silencio y transformarme en ese recuerdo que te abre la puerta a la vida eterna...

Christian Jaimes
"Chrija"