Siento la brecha del desenfado abriendo mi pecho
Un frigido torbellino invade mis pasos
El dolor escapa sin derecho al retorno
Siento tu voz
Tu cuerpo acechando con tremula fascinación
A aquellos segundos que se consumen
Tiempo hecho a un lado
La distancia transformada en polvo
Cien motivos hacia mi inmensa compasion
Pensar que vuelvo a mi disperso destino
Es una lidica utopia solo si en el estas presente
Y esta madrugada manchada de inconscientes decesos
Es la estampa para renunciar a la salvacion de mi alma
A través de ti.