Hace una vez llamada ayer

Roza mi piel con el fino celage de tu aliento
Y traeme de esta muerte efimera llamada lejania
Hoy como una ultima noche que fue la primera hace una vez
Ausente de tanta libertad te reclamo mi diosa urbana
Tu mi sublime mortal
La promesa de lealtad se ha ido tras de ti y se ha extraviado de mi existir.