¡Sofrena tu lengua!
Decia aquella musa que en el interludio de un salvamento me halló,
Partió hacia el umbral del desenfreno y la inmunda aventura del linertino amorío con aventuras de una y mil noches,
Aguanta con su dulce piel el infernal estadio de mi alma,
Pero no está en mis idas y venidas,
Esta en otras bocas,
Entre en la quimera adictiva de mis versos y el odio de mi lengua por callarse,
Entre el limbo social moro en soledad,
Queriendo encontrar ese yo que se ha perdido por la esperanza de encontrarla junto a mi otra vez,
Entre copas, cigarros y catarsis implosivas,
Aquí aguardo ya,
No callar el clamor insidioso de mi pecho a punto de suicidarse en el arte de la belleza.

#Chrija