Hoy quiero hablarte de unos cuantos secretos, 
Retratar en tu lecho el olor de tus petalos impregnados con la amarga fragancia de la despedida, 
Esta partida será la última, 
Ya no habrán esperanzas que pululen en las fibras ardientes de mi inspiración,
La reciente noche fue la desnudez de mis recuerdos haciéndose soles en tu cama, 
Te dejo en los labios una furtiva utopía, 
Un efimera estrategia,
Que sea ellabla que rinda cuenta de tus pasos, 
De nuestras caricias candidas insulsas al despertar de un adiós. 

Hoy quiero solo volverte a ver para bebernos las desgracias, 
Y entre el caos fanático de un ejército de descabellados,
Y entre la marcha de ex–exiliados de antaño, 
Y entre los tuyos de ayer, 
Y entre las mias de ayer, 
Hacer entre los dos la postmoderna teoría de un inextricable mundo, 
Mas allá de tus dioses y mis demonios, 
De contaminantes discursos retóricos, 
Estamparnos en el corazón: "ANOCHE SIN SER ENTRAR O SALIR FUIMOS LO QUE NUNCA DEBIMOS". 

Christian Jaimes
"Chrija"