No solo puedo escribirte fantasias,
me volveria un gentil adicto solo para que no puedas irte a otro mundo lejos de mis pensamientos,
deja que solo el brillo del sol
y el canto de la luna sean los que alumbren nuestro andar,
permite que en un susurro pueda tomar tu mano y hacer que volemos mientras que me refugio en tu regazo,
mientras me das un poco de tu eternidad.