Llega un tiempo donde el pecho de los insensibles se abre
Donde se olvida la hipocresía endeble del que dirán
Hoy cuando la luna anuncia el paso de un sinfín de estrellas fugaces
Clamo por saber a mas que tu nada
A mas que tu absurdo antojo por callar
Grita, llevame con tu grito al portal del infierno
Pues del cielo me han expulsado.

Todo eso que es hermoso o glorioso es la pírrica anuencia de mi sufriente soledad
Yo tan solo te pido a ti que me resucites
Me lleves lejos de aquí
Para morir en paz
Para renacer en guerra.

Eres la fina linea que me desnuda en este ruin mundo cruel
Mi esclava libertad
El corrosivo oxigeno que respiro cada día
Eres mi puerto en el finito mar de mis palabras
Mi excusa para no dormir sin ver la luz del sol
Para reencontrarme en mi perdida errantes...
Enviado desde mi BlackBerry de Movistar